Ana-Paula-Graña-Desaparecida-Maldonado-Uruguay

Fue un viernes 22 de diciembre del año 2000, en pleno verano uruguayo, con las ciudades portuarias a reventar de turistas y familias locales preparándose para celebrar la Navidad.

Las actividades escolares ya habían concluido, por lo que los estudiantes aprovechaban el tiempo libre para disfrutar de todo lo que la ciudad puede ofrecer. Muchos salían a bailar y pasarla bien en los locales nocturnos de Punta del Este. Ana Paula Graña no fue diferente en ese sentido al resto de sus amigos; lo que fue diferente es que Ana Paula no volvió a casa.

Quién es Ana Paula

Ana Paula Graña nació el 12 de enero de 1983 en Maldonado, Uruguay. Es hija de Sergio Graña y Belky Pérez. De piel blanca, cabello castaño y ojos azul celeste.

Hay muy pocos datos sobre su vida antes de su desaparición, pero se sabe que era estudiante y que tenía un tatuaje en su brazo izquierdo.

El día de su desaparición

Como muchos chicos de su edad, Ana Paula Graña disfrutaba de salir a divertirse con sus amigos y la noche veraniega puntaesteña invitaba a la distensión y el disfrute.

Ese viernes 22 de diciembre por la noche, Ana Paula salió a bailar con una amiga a un local llamado “Puerto Luna”, ubicado en la zona portuaria de Punta del Este. Vestía un pantalón de jean, una musculosa (franelilla) negra y unas zapatillas deportivas color lila.

Zona portuaria de Punta del Este

Según algunas noticias de la época, Ana desapareció a la salida del baile, pero, según el medio LARED21, luego del baile, tanto ella como su amiga fueron a la pizzería Gorlero, lugar de trabajo de Belky Pérez. También reseñaba este medio que habría una tercera joven esa noche con ellas.

En lo que sí coinciden la mayoría de las noticias es que esa noche a Ana Paula se la vio con un hombre de unos 30 años de nacionalidad argentina, quien trabajaba de patrón de un velero en Punta del Este.

Lo cierto es que no hay una línea de tiempo clara entre lo que sucedió la noche del 22 y la madrugada del 23 de diciembre de 2000, por lo que la mayoría de la información son conjeturas y teorías elaboradas por las autoridades, amigos y familiares de la joven.

Desarrollo del caso

El caso de Ana Paula Graña ha estado en manos de varios jueces y ha seguido varias líneas de investigación, pero ninguna ha logrado dar una pista del paradero de la joven.

Se sabe que hubo muchas personas indagadas en la causa pero ninguna aportó ningún dato de importancia para esclarecer el caso.

En agosto del 2001, en la Sesión Ordinaria de la Junta Departamental de Maldonado, el edil Sebastián Plada traía a discusión el caso de Ana Paula Graña:

“… El 22 de diciembre pasado salió de su casa, como lo hacen habitualmente todos los jóvenes de Maldonado, Ana Paula Graña, a bailar, a divertirse, a pasar un rato ameno. La gran diferencia de este 22 de diciembre fue que Ana Paula no volvió a su hogar, donde Sergio Graña y Belky Pérez, sus padres, vecinos de Maldonado, comenzaron a impacientarse. Ocho meses han transcurrido y nada. Una familia destruida y, como dije antes, sin respuestas, pero en donde no se pierden las esperanzas de saber, por lo menos, algo. Nada se sabe, por supuesto que los rumores y comentarios son varios, pero son eso: rumores y comentarios, nadie ha traído hasta el momento un dato certero sobre el paradero de esta joven de dieciocho años”

Los padres de Ana Paula, Sergio y Belky, organizaron muchas movilizaciones para lograr que las autoridades dieran más atención al caso de su hija e insistieron con que su desaparición podría estar vinculada “a una mafia puntaesteña de traficantes de mujeres y drogas”.

Pistas de interés

Con el pasar del tiempo y las investigaciones realizadas tanto por la policía como por la familia y amigos de Ana Paula, fueron surgiendo algunas pistas y datos de interés para la causa. A saber:

1. La tercera amiga en cuestión

Una de las primeras líneas de investigación indicaba que la tercera joven que estuvo con Ana Paula y su amiga esa noche se encontraba en Miami, por lo que fue contactada vía Internet por las autoridades. Se entiende que fue descartada como sospechosa.

2. El ciudadano argentino que se fue

Después, las sospechas recayeron sobre el hombre argentino con quien se la vio esa noche. Este hombre en cuestión regresó a Argentina intempestivamente el sábado 23 de diciembre, luego de avisar a los dueños del barco que tenía que irse.

En el año 2001, la policía de Maldonado (en conjunto con Interpol) intentó ubicar a este ciudadano para lograr que volviera voluntariamente y diera su declaración ante el juzgado de la ciudad, pero no fue localizado.

Posteriormente, la justicia maldonadense estuvo preparando a una comisión policial que se trasladaría a la ciudad de Buenos Aires a buscar al susodicho ciudadano argentino, no obstante, este traslado no pudo materializarse debido a que “no había rubros, en ese momento, para los gastos de traslado de los funcionarios”.

3. Hallazgo de restos óseos en Punta Ballenas

En el año 2007, fueron hallados unos restos óseos en la zona maldonadense de Punta Ballenas. En principio se pensó que estos restos pertenecerían a Silvia Freguerio, desaparecida en diciembre de 1994.

Gracias a un examen realizado de manera privada por la familia Fregueiro, se descartó que se tratara de Silvia. No obstante, si bien se dijo que se compararía el ADN obtenido con el de los familiares de otras chicas desaparecidas, no hay información sobre si esta comparación se llevó a cabo efectivamente.

4. Excavaciones en antiguo tanque de la OSE y cercanías

En el año 2006, el parapsicólogo Marcelo Acquistapace, conocido por participar en otros casos policiales y que participaba en el de Ana Paula desde hacía tres años, indicó que había percibido los últimos minutos de vida de la joven en un terreno lindero a un tanque perteneciente a la Administración Nacional de las Obras Sanitarias del Estado (OSE), ubicado en la Avenida del Mar, en Punta del Este.

Vista frontal del tanque de la OSE, Punta del Este

En esa oportunidad, el trabajo de las autoridades consistió en “una minuciosa revisación y limpieza de gran cantidad de cámaras y pozos existentes en el lugar”, pero ninguna excavación.

Para 2013, Acquistapace fue consultado nuevamente sobre el caso e indicó que el mismo tendría novedades el siguiente año. Así fue. En 2014, se realizaron excavaciones en predio del citado tanque de la OSE, lo cual fue producto de los reclamos realizados por la familia Graña Pérez, ya que insistían en revisar la totalidad del lugar donde el parapsicólogo habría ubicado a su hija tiempo atrás.

Lamentablemente no hubo resultados positivos en ninguno de estos operativos policiales y la familia sigue esperando respuestas.

Teorías sobre su desaparición

Al igual que en otros casos de mujeres desaparecidas, en el caso de Ana Paula Graña se manejan al menos tres hipótesis: se fue por voluntad propia, fue secuestrada por una red de trata o fue asesinada.

1. Ana Paula se fue por voluntad propia

Esta hipótesis cobró fuerza debido a las afirmaciones de que la joven tenía muchas discusiones con sus padres. No obstante, su familia indicó que ella “discutía con sus padres, como todos los adolescentes, porque ella quería salir y sus padres no querían. Pero ambos la cuidaban y amaban (…) No hay ninguna razón para pensar que se fue por su voluntad. Incluso había elegido los regalos que quería para Nochebuena, a celebrarse dos días después de su desaparición, y estaba alegre, sin un menor signo de nervios o preocupación”.

Asimismo, Sergió Graña declaró que si bien a su hija le gustaba salir, ella siempre les avisaba “o dejaba una cartita diciendo dónde estaba”.

Teniendo en cuenta que existe una versión en la cual Ana Paula y su amiga van a la pizzería donde trabajaba la madre de la primera, no hay razones para creer que la joven hubiese querido irse esa ni ninguna otra noche.

2. Ana Paula fue raptada por una red de trata

Esta es la hipótesis que sostienen tanto sus padres como las familias de otras chicas desaparecidas en Maldonado:

  1. María Margot Umpiérrez Burgueño (1993): 28 años
  2. Silvia Fregueiro (1994): 28 años
  3. María Concepción Franco (1994): 25 años
  4. Alexandra Jacqueline Mesa Baeza (2002): 29 años

De ninguna de ellas volvió a saberse nada, es como si se hubieran evaporado en el aire.

3. Ana Paula fue asesinada y enterrada en algún lugar de Punta del Este

Esta es la hipótesis que cobró más fuerza con el pasar de los años:

El hombre argentino que dejó su trabajo un día después de que Ana Paula desapareciera, la imposibilidad de ubicarlo para que rindiera declaración y las visualizaciones realizadas por el parapsicólogo Marcelo Acquistapace que ubicaron el cuerpo de Paula enterrado en el predio del tanque de la OSE y áreas adyacentes hacen que las sospechas del asesinato de la joven aquella triste Navidad sean cada vez más fuertes.

No obstante, nunca se ha encontrado una pista confiable que indique que esta sea la línea de investigación correcta, por lo que, a pesar de lo que se pueda pensar o creer, el caso de la desaparición de Ana Paula Graña sigue siendo un misterio.

¿Tienes información sobre Ana Paula Graña?

Si tienes algún dato o información de interés sobre el caso de Ana Paula Graña, comunícate con las siguientes instituciones:

  • División Crimen Organizado – Registro y Búsqueda de Personas Ausentes personalmente en Maldonado 1109, llamando al teléfono (+592) 2030 4638 o a través del correo electrónico personasausentes@minterior.gub.uy.
  • Uruguayos Ausentes (Página de Facebook)
  • Llamando a los número 911 o 08005000

Fuentes consultadas:

Nota: algunas imágenes han podido ser restauradas digitalmente para mejorar las características faciales de la persona. Los resultados son aproximados.

4 comentarios
  1. Virginia
    Virginia Dice:

    Y porq nunca se le pidió al estado argentino para dar con el paradero de ese hombre, porq si fue el, hay un asesino femicida suelto hace 20 años. Una persona no deja de trabajar de un día para el otro y desaparece así de la nada

    Responder
    • Karen Quintero Castañeda
      Karen Quintero Castañeda Dice:

      En su momento, se lo intentó localizar junto con la Interpol, pero sin pruebas fehacientes (por ejemplo, el cuerpo de Ana Paula o alguna pista incriminatoria) no podían obligarlo a volver a Uruguay a declarar.

      Además, posiblemente el gobierno argentino no buscaría a un ciudadano para entregarlo a la policía de otro país basándose en una sospecha y ninguna pista certera.

      Lo triste es pensar que con tan solo revisar en la lista de partidas y arribos de personas entre Uruguay y Argentina ese día, podrían al menos identificar a este hombre, pero no hay información de que siquiera eso se hubiese hecho.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] caso ha sido reseñado al completo aquí y su búsqueda sigue activa en la página de Facebook Uruguayos […]

  2. […] Su búsqueda está activa en la página de Facebook Uruguayos Ausentes y su caso completo ha sido reseñado aquí. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.